Fertilizantes

La agricultura es una de las ramas de la economía que más se beneficia de uso y aplicaciones de las zeolitas.
Una nueva alternativa técnica en el mejoramiento de los suelos, ayuda a regular la aplicación de urea en el suelo haciéndola de liberación lenta y prolongada, aumentando hasta el doble de tiempo el aprovechamiento de la urea en el suelo ya que inhibe la evaporación y la lixiviación, obteniendo numerosos beneficios en corrección de suelos y en una mejor nutrición, permitiendo que las plantas crezcan más rápido pues les facilita la fotosíntesis y las hace más frondosas.

La estructura porosa de la zeolita ayuda a mantener el suelo aireado, una única aplicación de zeolita ofrece beneficios durante mucho tiempo debido a la estabilidad y la resistencia de estas sustancia.


Mezclar la misma cantidad de Urea con zeolita y aplicar la misma cantidad acostumbrada de Urea para conseguir aumentos del 30% en las cosechas. El costo aproximado de la inversión en la zeolita por hectárea es de $300.00.

En polvo para tierras arenosas le ayuda a retener el agua y para tierras arcillosas en grano para brindarle más porosidad.

Beneficios que producen las zeolitas en los suelos:

  • Mejora sus propiedades físicas (estructura, retención de humedad, aireación, porosidad, densidad, ascensión capilar, etc.)
  • Mejora sus propiedades químicas (pH, Nitrógeno, Fosforo, Potasio, Calcio, Magnesio y micronutrientes), aumentando su capacidad de intercambio catiónico.
  • Disminuye los contenidos de sodio en el suelo, que pudieran ser tóxicos para las plantas.
  • Facilita una mayor estabilidad de los contenidos de materia orgánica del suelo y no permite las pérdidas de materia orgánica por mineralización.
  • Aumenta la retención de nutrientes, lo que permite reducir hasta un 50% la aplicación de los fertilizantes minerales que se aplican tradicionalmente.
  • Aumenta la retención de humedad permitiendo reducir las dosis de riego en más del 15% y forman un depósito permanente de agua, asegurando un efecto de humedad prolongada hasta en épocas de sequedad (absorben hasta el 65% de su volumen).
  • Controla la acidez del suelo incrementando el pH. Esto se produce por su capacidad alcalinizadora.
  • Las condiciones físico-químicas de los suelos arenosos mejoran con la aplicación de la zeolita debido a que aumenta su capacidad retenedora de humedad y en los suelos arcillosos mejora las condiciones físicas, evitando la compactación de los mismos y mejorando la capacidad de penetración del agua en ellos.
  • Aumenta el aprovechamiento de los fertilizantes químicos, pesticidas y otros productos aplicados al suelo, pues los incorpora a su masa porosa y los va liberando poco a poco.
  • Mejora la nitrificación en el suelo al suministrar una superficie ideal para la adherencia de las bacterias nitrificantes. Por el mismo motivo, aumenta la población de bacterias del suelo que atacan a hongos patógenos.
  • La estructura porosa de las zeolitas ayuda a mantener el suelo aireado, una única aplicación de zeolita ofrece beneficios durante mucho tiempo debido a la estabilidad y la resistencia de esta sustancia.